top of page

¿Nadie me va a prestar dinero?



Por la Lcda. Jessica Méndez Colberg, J.D., M.B.A.


Hay quienes piensan que después de radicar una quiebra no le van a aprobar más préstamos o tarjetas de crédito.


Lo cierto es que la quiebra está disponible para todas las personas que han sido desafortunadas en sus finanzas. El objetivo final de radicar una quiebra es obtener la descarga o perdón de las deudas y lograr un nuevo comienzo financiero.

Por esa razón, no existe impedimento alguno de que aún durante el proceso de la quiebra o luego de obtener la descarga o perdón de las deudas, se pueda obtener un préstamo.

Si todavía el deudor no ha obtenido la descarga, bajo circunstancias justificadas, puede solicitar un préstamo con el permiso de la Corte de Quiebras.

Luego de la descarga de las deudas, si bien la quiebra puede ser uno de los factores a considerar para determinar si le aprueban el préstamo o la tarjeta, este no es el único criterio, pues dependerá, entre otras cosas, de si en ese momento usted tiene ingresos suficiente para pagar.


En la medida en que le vayan aprobando préstamos o tarjetas de crédito y usted pueda cumplir con sus pagos, irá desarrollando una nueva experiencia de crédito que mejorará su empírica y por ende, las probabilidades de lograr en el futuro otros préstamos o refinanciamientos.


Para conocer más sobre el proceso de radicación de una quiebra, consulte un abogado y recuerde que la quiebra podría ser su solución.


Llama ahora al 787-848-0666 para una cita con un abogado o abogada, la orientación sobre quiebras es gratuita y confidencial.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page